ANALISIS DE FOTO INTERVENIDA: Loop Invernal

En primera medida logre en parte poder plasmar con la intervención lo que imagino que la cabeza de esta mujer puede llegar a ser, ninguna persona que la conozca podría descifrar tan solo viendo la foto sin intervenir que ella sufre de Alzheimer. La lana que la rodea representa ese loop mental del que hablaba en el primer análisis de la foto, decidí
también sustituir cortinas, imágenes y puertas con imágenes de flores mal impresas e
incluso pixeladas, reforzando de alguna manera esta carencia de atención a cualquier cosa que no sea su tejido rojo, el cual se encuentra también en su cabeza, no solo en su
entorno y rodeándola. Las características mencionadas anteriormente claramente son
punctums. Las flores representan la idea de bloqueo que puede llegar a tener en un
momento olvidando que hay más allá de su actividad. Cabe destacar que de la gran
maraña de lana se desprende un hijo el cual no está enredado, ese punctum da la pauta
de que no siempre su cabeza es un enjambre de lana roja.

Loop Invernal, Sol Iriondo, Buenos Aires, Abril 2019

DESCRIPCION DE SONIDOS
A la hora de hablar de la composición sonora de esta imagen se puede tener en cuenta
mis recuerdos a la hora de tomarla. Mencione anteriormente que recordaba un programa de cocina de la tv publica en donde enseñaban a hacer un postre, otra capa sonora serían los ladridos de los perros de mi abuela y a lo lejos un auto que pasaba por la puerta de su casa. La tele estaba baja, por ende, se podían escuchar las ajugas de tejer chocando una con la otra mientras ella tejía una y otra vez los puntos. Como su habitación esta pegada a la cocina también se oye el motor de la heladera que corta y vuelve a arrancar de vez en cuando en un fuera de campo.

Apropiación Fotográfica (parte 1)

En primera instancia es evidente que vemos una anciana tejiendo lo que podría ser un sweater, o unas medias, o una bufanda…quien sabe? Claramente es invierno, pues las mantas y su abrigo lo justifican. Es mi bis abuela, en ese momento tenía 89 años, el dia de hoy aun sigue con vida y celebro su 93° aniversario de vida. Probablemente la primera emoción que transmite esta fotografía es una sensación de precariedad o humildad, su entorno amerita este tipo de sensaciones, como por ejemplo en ese poster de Jesús mal pegado y con sus puntas añejas o la pared sin revocar con el ladrillo a la vista, ese enjambre de mantas nos denotan que probablemente esta mujer pase la mayor parte del dia metida en su cama . En lo personal yo siento una nostalgia o incluso algo de tristeza al verla tan avanzada en años, por eso decidí en ese momento tomar esta fotografía cuando ella nisiquiera se percato de que me encontraba allí. Casi puedo recordar con claridad el programa de televisión que estaba de fondo ese dia, algo así como una sección de cocina de la televisión pública donde enseñaban a hacer un postre, los perros ladrando a cualquier persona que se acercara de más a la reja de la casa de su hija, mi abuela y algún que otro auto destartalado pasando por allí. Incluso recuerdo sentir como una especie de satisfacción al oír las agujas de tejer casi formando una melodía mientras ella armaba y desarmaba un punto que parecía no salir.

Lo curioso de esta fotografía y lo que yo tomo como uno de los punctum principales es que ella nunca va terminar de tejer, pues sufre de alzheimer y mi abuela todas las noches desteje lo que avanza, y ella al otro dia lo vuelve a comenzar, sin siquiera darse cuenta. Las revistas al lado de las canastas fueron leídas probablemente infinidades de veces y ella ni lo sabe, si nos detenemos en la repisa, veremos recuerdos y tesoros de mi bis abuela. Esas flores que hacen juego con la lana y el piso, nunca las tejió ella, pero eso es algo que ustedes no sabían hasta que se los conte.   

Lo que tengo planeado hacer con esta imagen es meterme dentro de su mundo, dentro de su cabeza ida e interpretar de alguna manera como ella en un loop constante teje y vuelve a tejer eso que no se sabe si hoy será una bufanda para mi o un sweater para mi hermana o quizá quién sabe…una mañanita para mi abuela.      

Solana Iriondo, El Jaguel, Buenos Aires, 2015